ospes

Exhortamos a las actuales autoridades y a las que asuman en diciembre a tratar de manera urgente la cuestión salarial pero mantener aquellas válvulas para aliviar la situación angustiante. Necesidad de actualizar los montos que perciben los trabajadores.

Por Alberto Martínez (*)

Ayer se conocía un radiograma (JPP N.º 5308/19) en el cual según manifestaron “de manera poco precisa” se comunicaba una merma en el servicio de lo que podaríamos decir pare que comprende la comunidad “los servicios de refuerzos por horas extras”.

Es obvio que esto genero un malestar muy marcado no solo puertas adentro de nuestra institución sino puertas afuera es decir entre la comunidad.

Según fuentes calificadas la orden de “dejar sin efecto” (ver radiograma JPP N.º 5321/19) fue para cinco móviles de unidades que no son de la Unidad Regional II y que en la “notificación” figuraba como destinatario el jefe de esa dependencia “a los fines de notificarlo”. Quienes nos hicieron llegar esta información hablaron de “una errónea comunicación” que calo hondo.

Dicho esto las mismas fuentes nos aseguran que esos cinco móviles se agregan a las fuerzas de la UR II que vienen realizando servicios de OSPES es decir podemos llevar cierta tranquilidad (a verificarse) de que los servicios siguen.

La preocupación puertas adentro es obvia, con un 60% de la fuerza por debajo de la linea de la pobreza y que no alcanza a cubrir la Canasta Familiar este tipo de “extras” configuran un aspecto muy sensible de las economías familiares. Para algunos representa simplemente “comer o no comer” es así de simple. El monto destinado a estos servicios es de cerca de quince millones de pesos, una partida que va al bolsillo de los trabajadores policiales mas necesitados.

Es importante que las autoridades tengan en cuenta esto que es muy sensible mientras se trabaja en un salario realmente digno para que es la solución de fondo en todo aspecto. Las Ospes y los adicionales de manera alguna son mas que un paliativo y en el tiempo también tienen efectos contraproducentes visibles en la salud, las relaciones humanas y en diversos aspectos.

Otro de los planteos tienen que ver con las actualizaciones postergadas sobre los montos que se perciben actualmente por estos servicios y que son: OSPES $ 145.- diurnas o $ 160.- nocturnas la hora respectivamente y ADICIONAL $ 126.- la hora (hay variaciones con servicios de choferes y los denominados amateur). Para quienes no conocen el tema, podemos decir que las OSPES las paga el Estado Provincial y los ADICIONALES son contratados por particulares (bancos, clubes, etc) y/o por el Estado (municipio, Iapos, etc). Para tener una idea, en Mendoza la hora policial es de $ 400.- y si lo analizamos contra lo que cobra un inspector de transito de la Municipalidad de Rosario es de $ 800.- la hora extra. Es evidente que el policía aun en las desgastante extras o adicionales es una de las peores pagas del país.

Siempre suelo recordar que cualquier sistema y en especial el democrático se asienta sobre cuatro pilares básicos y que son mas que obvios; desayuno, almuerzo, merienda y cena y después seguimos con algo mas elaborado y hasta complejo. Esto sin reducir nada tiene a dar una idea de la necesidad básica casi tan obvia que resulta hasta incomodo recordarla. 

(*) Secretario General APROPOL

APROPOL Noticias