Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

banner denuncia gremial

JUJUY: La FASIPP se pronuncio ante el caso del Suboficial Luis Pais de la PSF

 fasipp caso pais

PRONUNCIAMIENTO DE LA FEDERACIÓN ARGENTINA DE SINDICATOS POLICIALES Y PENITENCIARIOS (FASIPP), RESPECTO A LA SITUACIÓN DEL CAMARADA, SUBOFICIAL LUIS ALBERTO PÁIS, DE LA POLICÍA DE LA PROVINCIA DE SANTA FE

Según la Abogada Defensora del Suboficial PÁIS, el Suboficial de la Policía de Santa Fe, estaba patrullando la zona cuando observa un vehículo importado, sin chapas patentes, que ya se le había fugado al personal policial de Cañada de Gómez. En ese contexto, se da aviso a la central, y el conductor al percatarse de la presencia policial, arranca, acelera y se da a la fuga a alta velocidad y es perseguido por un patrullero en el que iba Páis. Luego para, el conductor desciende y sale corriendo; el policía le da la voz de alto, a la cual hace caso omiso, e ingresa a una oficina que resultó ser un Estudio Jurídico, en donde el
Policía intenta aprehenderlo, interponiéndose dos personas, quienes dijeron ser abogados del Estudio Rossini, los cuales le impidieron concretar su cometido “por haber accedido sin una orden judicial”.

Claro está que el policía en ningún momento quiso allanar dicho lugar, que resultó ser un estudio jurídico, sino que quiso aprehender al sospechoso Emmanuel C., a quien conocía desde su actuación en él anterior destino en la ciudad de Rosario.
El Suboficial Páis, fue denunciado por los abogados y por el perseguido Emmanuel C., e imputado por Fiscal Dr Santiago Tosco por los delitos de violación de domicilio, abuso de autoridad y amenazas simples (en dos hechos).

Con una celeridad inusitada, el Juez Dr Juan Carlos Cantero, hizo lugar y dispuso la detención el sábado 12 de marzo y la prisión preventiva del Policía Páis por 40 días!!!

Ahora bien, la actuación policial no es discrecional, sino que está reglada. En este caso, por el Código Procesal Penal de la Provincia de Santa Fe.

De su lectura, se entiende que el policía actuó dentro del marco de legalidad, y cumpliendo deberes, toda vez que estaba obligado a “aprehender”, dada la situación prevista en el Art 212 del Código Procesal Penal de Sta Fe, que dice: “Artículo 212. Aprehensión: La Policía deberá aprehender a quien sorprenda en flagrancia en la comisión de un delito de acción pública.” Seguidamente, en su Artículo 213, define los casos de flagrancia, al decir: “Se considerará que hay flagrancia cuando el presunto autor fuera sorprendido en el momento de intentar o de cometer el hecho, o fuera perseguido inmediatamente después de su comisión, o tuviera objetos o exhibiera rastros que hicieran presumir que acaba de participar en el mismo.”
En los hechos, Emmanuel C, siguió en libertad, si tenía elementos de prueba que hagan presumir la comisión de un ilícito, desaparecieron, el vehículo importado sin chapas patentes ya no está… podría decirse que eludió el accionar de la justicia o que el mal triunfó sobre el bien…

Atento a ello, cuestionamos la decisión judicial y la “razonabilidad” de los 40 días de prisión preventiva dispuestas por el Juez Dr Juan Carlos Cantero, que suenan mas a una pena anticipada más que a la razonabilidad (valga la redundancia) de este instituto que regula la coerción personal del imputado, la cual debe ser analizada en cada caso concreto conforme sus singularidades (gravedad del hecho endilgado, riesgo procesal, calificación legal, pena en expectativa, conducta del imputado, estado avance de la investigación penal, etc.) y según los principios de razonabilidad y proporcionalidad que limitan este instituto. Ninguno de esos extremos fácticos hacen presumir que Páis podría obstaculizar la acción de la justicia o eludirla…

Ajustando los hechos al derecho, corresponde colegir sin hesitación, que el accionar del policía Páis fue correcto, legal y dentro del marco de deberes y derechos que le impone el código de rito; no conocía a los abogados, ni éstos se identificaron exhibiendo sus credenciales, ya que tan solo manifestaron que eran tales; el objetivo no era violar el domicilio de estos profesionales del derecho, sino aprehender a un sospechoso y ante todo, cumplir con sus deberes y obligaciones previstas para los casos de flagrancia.

Es por ello, que convencidos de la inocencia del Suboficial Luis Alberto Páis, en los hechos que se le endilgan; desde la FASIPP, que representa a los policías y penitenciarios de las 23 provincias argentinas, nos solidarizamos con su situación; respaldamos la convocatoria de protesta de familiares, amigos y ciudadanos; repudiamos la detención de nuestro compañero; solicitamos al Juez Cantero que ordene el cese de prisión preventiva y su inmediata excarcelación, y al Sr Ministro de Seguridad Dr Jorge Lagna, que respalde el procedimiento del policía Páis, lo restablezca al servicio y reivindique el accionar de la fuerza en su lucha contra los que viven del delito.

A modo de colofón, agregamos que a la crítica situación de inseguridad que vive la provincia de Santa Fe, le agregamos otro condimento, cuál es la situación de indefensión en la que se encuentran sus habitantes, ya que aquellos que hicieron del delito un estilo y filosofía de vida, siguen libres; el ciudadano común seguirá gozando de menores niveles de seguridad pública; la institución policial y sus integrantes, sentirán que están huérfanos del respaldo del poder político que los sustenta; su moral seguirá decayendo y habrá quienes piensen que es mejor “mirar al costado y dejar hacer, dejar pasar”; y aquellos marginales, sentirán mayor impunidad que los hará animarse a seguir al margen de la ley y sin respetar ni a policías, jueces, políticos, y mucho menos a la sociedad santafecina o donde quiera que esto ocurra…

Finalmente, reflexionamos que estos hechos nos quieren hacer creer que estamos ante un contexto del mundo del revés, donde un policía persigue a un sospechoso y termina preso; que las instituciones policiales son hoy víctimas de sistemas políticos que han fracasado en procesar la gobernabilidad. Esto no es así, las instituciones policiales, son hijas de la democracia, y como tales, tienen la misión vital de proteger al Estado, como elemento de gobernanza… Aunque parezca que vamos perdiendo la batalla, creemos y tenemos la esperanza de que se puede revertir esa situación, vía recuperación de su legitimidad, como representantes de la ley y el orden de una comunidad…

Esta situación no solamente es injusta, sino que es una forma de violencia… Cuando los políticos guardan silencio sobre la violencia que se inflige sobre los policías, los violentos se envalentonan, y esto desalienta a la sociedad. Si la violencia contra la policía se percibe como aceptable, la violencia en general aumenta y, como consecuencia, aumenta la inseguridad ciudadana.

No nos dejaremos amedrentar, seguiremos luchando a pesar de estos hechos, en la construcción de una sociedad más igualitaria, equitativa, justa y segura, donde impere la ley y todos nos subordinemos a la Constitución y donde se respeten los derechos humanos del trabajador uniformado, cualquiera fuere la fuerza a la que pertenece.-

Lic. Luis Miranda
Secretario General
FASIPP

APROPOL Noticias

 

banner violencia 01ene21