Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

SANTA FE: Nueve de cada diez policías de la Unidad Regional I consideran que deben tener representación sindical

SINDICA 1

El dato surge del Censo Policial que realizó el Observatorio de Seguridad Pública y el Programa Delito y Sociedad de la Universidad Nacional del Litoral. Se encuestaron más de 2.000 policías.

El reciente Censo Policial 2020 que realizó el Observatorio de Seguridad Pública (del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Fe) y el Programa Delito y Sociedad de la Universidad Nacional del Litoral, revela que la mayoría de los policías que trabajan en la Unidad Regional I del departamento La Capital entienden que su labor debería estar contemplada en una asociación sindical.

El dato se desprende del cuestionario (anónimo y confidencial) que fue realizado a 2.214 agentes que trabajan en esa unidad y que tiene como objetivo que los funcionarios policiales tengan “un mecanismo participativo” que posibilite “hacer oír su propia voz” sobre los temas vinculados a la institución a la que pertenecen. Según la encuesta realizada (y difundida de manera pública por el Observatorio), el 89,2% de los policías que prestan servicios en la URI indicaron que sería adecuado que su trabajo esté adherido a una entidad sindical legal y solo un 10,8% respondió que no, por lo que nueve de cada diez agentes quisieran ser representados por un gremio.

La cuestión forma parte de un debate público que traspasa las fronteras de Santa Fe y que ataña al país. Es que en ninguna provincia existe una organización sindical policial que sea reconocida legalmente por el Estado. Inclusive, en el 2017, la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió rechazar la creación de un sindicato policial en la provincia de Buenos Aires (Sipoba) tras sostener que el personal de las fuerzas de la policía no tiene un derecho colectivo a sindicalizarse. En lo que respecta a la provincia y ciudad de Santa Fe, el tema cobró mayor visibilidad en 2013, cuando el alzamiento policial, del cual se solicitaba -entre otros temas- mejoras salariales, generó que en distintas localidades de la provincia se produzcan saqueos por grupos de delincuentes. Por aquella situación, Alberto Martínez, el líder del gremio no reconocido Apropol, terminó imputado por “sedición” en una causa judicial que se instruyó en la capital provincial y la cual fue elevada a juicio en 2018 al Tribunal Oral Federal.

El planteo de una representación gremial se encuentra atada al bienestar laboral que puedan tener los uniformados en su labor diaria y por sobre todo a la remuneración que perciben por el trabajo realizado. En este sentido, el 31% sostuvo que su empleo es “mal remunerado” y un poco más de un tercio valoró que si bien “no está mal pagado, podría estar mejor”. En línea con ello, el informe señaló también que sobre los principales problemas que tiene la institución policial actualmente, la situación salarial es el primero. Es que el 57% sostuvo que la baja remuneración es la génesis de gran parte de los problemas que tiene la institución encargada de prevenir el delito.

En segundo, y sobre el mismo eje, el personal policial de la URI hizo hincapié, en un 53%, que otro de los principales problemas que tiene la institución es la “falta de equipamiento”. Mientras que el tercer lugar quedó para quienes consideran, en un 27%, que el problema es la “falta de personal”.

Fuente: Aire de Santa Fe

APROPOL Noticias