Tras la colecta que recaudó $ 2 millones, Chocobar lanza su fundación para dar apoyo a policías procesados

chocobar fundacion

Se siente “abandonado”. El agente, condenado por matar a un ladrón, dijo que destinará el dinero a la asociación civil.

Pasado el impacto de la condena y ante las muestras de apoyo que recibió –entre ellas una colecta de dinero– el policía Luis Oscar Chocobar (34) decidió lanzar su propia fundación. 

"Fundación Chocobar" es el nombre de la asociación sin fines de lucro que presidirá el agente que se hizo conocido por matar de dos balazos al ladrón Juan Pablo Kukoc (18), uno de los que le dio 10 puñaladas a un turista estadounidense en La Boca, en 2017.

La fundación tiene como objetivo principal "brindar asistencia legal, técnica, psicológica, médica, sanitaria, social, alimenticia, económica y toda otra necesaria, a los miembros de las fuerzas de seguridad de todo el país", según el estatuto al que accedió Clarín.

"Desde el día que se dio a conocer mi sentencia mi vida cambió por completo, tanto en mis convicciones como en lo personal", dijo Chocobar a Clarín.

El logo de la Fundación Chocobar

Además, se refirió a la recaudación de fondos para apoyarlo, que ya superó los 2 millones de pesos: "Es muy importante hacerles saber a todos que este dinero que se junte va a ser destinado a crear algo que es muy importante y creo que necesario, no solo para la Policía de la provincia sino también para las fuerzas federales y de la Ciudad, para que esto no vuelva a suceder ni se sientan abandonados".

"Para que cuando tienen estos problemas legales sientan un apoyo, así como yo tuve un asesoramiento legal y acompañamiento social por parte de los doctores Fernando Soto, Luis Cevasco (ex juez) y Ricardo Galeano", agregó. Los tres abogados integran la fundación junto a él.

"Si bien (la fundación) va a llevar el nombre de Chocobar, yo creo que es creada por toda la sociedad que en este momento está aportando su granito de arena. Es muy indispensable que no vuelva a suceder que un policía al cumplir con su deber se sienta abandonado", recalcó.

Chocobar fue condenado a dos años de prisión en suspenso e inhabilitado a ejercer sus funciones por cinco años por el Tribunal Oral de Menores N° 2, el viernes pasado. Los jueces lo encontraron culpable de "homicidio con exceso en el cumplimiento de un deber".

El proceso duró tres años y medio y estuvo atravesado por la grieta. En aquel momento, el policía fue recibido por el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada, mientras otro sector repudiaba lo que se denominó la "doctrina Chocobar".

El policía continuó trabajando en la Policía Local de Avellaneda, pero cumpliendo tareas de oficina.

Ahora, después de la experiencia que atravesó –y que continúa ya que apelará la sentencia– con la fundación buscará darle apoyo a "integrantes de las fuerzas" que "estén sometidos a procesos judiciales o administrativos con motivo y ocasión del cumplimiento de su deber y a los familiares de los integrantes de las fuerzas policiales que hayan fallecido".

En cuanto a la ayuda económica, será para "los integrantes de una fuerza de seguridad o sus familias cuando se encuentren en situación de bajos recursos económicos como consecuencia de haber obrado en cumplimiento de su deber".

Desde que Chocobar fue procesado en el caso que lo hizo famoso, perdió la posibilidad de hacer horas adicionales, que representan casi la mitad del sueldo de un policía.

La fundación, según su estatuto, también fomentará actividades culturales, recreativas y de capacitación profesional a cargo de profesionales habilitados; coadyuvará a la creación de programas de fortalecimiento, prevención y asistencia de los integrantes de las fuerzas y de sus familias.

Todas las actividades serán sin fines de lucro, a través de profesionales habilitados, detallaron.

"Yo soy un humilde trabajador. Una persona común, la que está en casa, la que quiere ayudar. La verdad a mí me da un poco de vergüenza recibir algo de alguien, porque toda la vida, desde los 9 años que trabajo, y siempre me gané el mango que llevo a casa, me lo gané yo", sostuvo Chocobar en una entrevista a TN cuando le preguntaron sobre la colecta.

Después, reflexionó: "También me pongo a pensar que el gesto de ellos es algo humano, es sentir el cariño y expresarlo de alguna manera, a veces las palabras te llegan, te contemplan, te hacen sentir bien, pero ellos necesitan ver que yo crezca o que siga para adelante, me parece que toda esa campaña que se está armando pasa por ese lado".

"Mañana empezamos la campaña para juntar guita para Chocobar por placer", posteó el usuario @GordoMonstruo__ tras la sugerencia de un seguidor. Efectivamente, al día siguiente, difundieron los canales para recibir dinero a través de cuentas de Mercado Pago y Brubank a nombre de otra usuaria, identificada como @EugeniaRolon_.

La convocatoria se viralizó y para las 18 de este martes ya se había recaudado más de 2 millones de pesos que, según indicaron, serán transferidos a la pareja de Chocobar para sortear el embargo sobre sus bienes que le impuso la Justicia, por 400 mil pesos.

Mientras estudia enfermería con el objetivo de convertirse en rescatista de una fuerza nacional, Chocobar vende medias en ferias de la Ciudad de Buenos Aires.

Ahora, con la inhabilitación para ocupar cargos públicos por cinco años perdería su ingreso como policía y, así, nació la iniciativa solidaria en las redes.

El hecho

El 8 de diciembre de 2017, Chocobar mató a Juan Pablo Kukoc (18) de dos disparos por la espalda en el cruce de Suárez e Irala, en La Boca. Fue después de que el ladrón y otro adolescente asaltaran al turista estadounidense Joe Wolek. Lo hirieron de 17 puñaladas para robarle la cámara de fotos.

Chocobar pasaba por ahí, vio al turista pidiendo auxilio e intervino para atrapar al atacante. Lo corrió durante varios metros hasta que unos vecinos lograron arrebatarle la cámara de fotos para devolverla a la víctima del robo.

El policía declaró en reiteradas oportunidades que disparó porque Kukoc "tenía un cuchillo" y no respondía a la voz de alto. El cuchillo fue hallado en un bolsillo del adolescente.

La condena fue similar al pedido de la fiscalía (había solicitado tres años), mientras que la querella que representó a Ivonne Kukoc, la mamá de Juan Pablo, había pedido la pena máxima por "homicidio agravado".

EMJ

Fuente: Clarin.com

APROPOL Noticias