orellano

Con respecto al caso de la muerte de Carlos "Bocacha" Orellano se estableció que la autopsia confirma la causa de muerte por asfixia mecánica por sumersión (es decir murió ahogado). También el examen de ADN de sangre encontrada en el baño del boliche no corresponde al joven y las lesiones son a posterior de su deceso y por la caída. 

Lo adelanto la Dra. Antonella Travesaro una de las defensoras de los policías imputados en la causa.

Carlos Orellano tenía 24 años y era empleado en la fábrica de electrodomésticos Liliana. Tras una desesperada búsqueda de sus allegados, el 24 de febrero pasado su cuerpo apareció flotando en aguas del Paraná frente al balcón sur del boliche Ming, adonde había ido a bailar.

Sobre esa base fueron imputados el efectivo de la Brigada Motorizada Gabriel Nicolossi, de 38 años, quien quedó en prisión preventiva, y su pareja Karina Gomez, de 41, por entonces empleada de la Policía de Investigaciones. Les endilgan los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de instrumento público agravada. Los dos cumplían servicios adicionales en el boliche y estuvieron en contacto con Orellano la noche del hecho.

Se espera la definicion a las detenciones de ambos policias que indica todo son inocentes.

AMPLIAREMOS

APROPOL Noticias