medicamentos

Iapos, Colegio de Farmacéuticos y medicamentos oncológicos. Un acuerdo de exclusividad por 5.593.160.880 de pesos anuales
La Obra Social de Santa Fe es el único ente de salud de la provincia que terceriza en el Colegio de Farmacéuticos (1° Circunscripción) la compra de todos los medicamentos. El resto del sistema -público o privado- realiza licitaciones o compulsas de precios.

Por José Curioto

La situación no es nueva, ya que surge de un convenio que se mantiene –con algunas modificaciones- a pesar de los cambios de gobiernos. Sin embargo, con el transcurso del tiempo los montos involucrados se fueron incrementando hasta cifras que sorprenden: cada mes que pasa, el Iapos compra de manera exclusiva al Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe (1° Circunscripción) medicamentos oncológicos –y los denominados especiales, para patologías específicas- por 466.096.740 pesos mensuales.

Eso representa una transacción anual desde el Iapos al Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe por la compra de estos medicamentos de 5.593.160.880 de pesos. Pero Iapos no sólo compra al Colegio de Farmacéutico de manera exclusiva los medicamentos oncológicos –y especiales- para sus afiliados, sino que también adquiere los medicamentos ambulatorios. En total, el convenio firmado entre las partes en diciembre de 2020 asciende a 562.296.143 pesos mensuales. Es decir, 6.747.553.716 pesos por año. De todos modos, los medicamentos oncológicos y especiales representan los mayores gastos: el 83% de todo lo que le paga el Iapos al Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe por la compra de remedios. La Obra Social provincial es el único ente de salud -público o privado- que mantiene este contrato de exclusividad con el Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe para la compra de medicamentos.

Tanto el Ministerio de Salud de Santa Fe, los hospitales de la provincia, las clínicas y sanatorios, como el resto de las obras sociales locales; utilizan sistemas de licitaciones o compulsas de precios entre droguerías y laboratorios locales o nacionales para adquirir remedios. Este esquema en el Iapos se mantiene desde hace años. El actual director de la Obra Social, Oscar Broggi, explicó a Aire Digital: “Compramos a través del Colegio de Farmacéuticos porque de esta manera logramos mejores precios, ya que el Colegio es el que negocia con los laboratorios. Algunos medicamentos pueden ser más baratos por licitación, pero no todos.”. “Nosotros no tenemos la capacidad para realizar estas licitaciones y distribución de los medicamentos. Contamos en estos momentos con sólo 450 empleados en toda la provincia y el 20% se encuentra de licencia por covid”, añadió. Según Broggi, este sistema de intermediación del Colegio de Farmacéutico “brinda más transparencia. En Entre Ríos la obra social compra directamente a laboratorios y droguerías, y gasta más plata. En Córdoba, hace unos meses se conoció un fraude en la compra de medicamentos”. “En Santa Fe –insistió- no tenemos casos de corrupción, tenemos todo auditado”. Los únicos medicamentos que Iapos compra directamente son aquellos que proveen laboratorios del exterior, como por ejemplo cannabis medicinal.

Cifras relativas

En realidad, estas cifras son relativas porque durante el último convenio firmado entre el Iapos y el Colegio de Farmacéuticos en diciembre de 2020 se estableció que durante el presente mes de marzo de 2021 las partes volverán a reunirse para actualizar estos valores. Es decir que probablemente estas cifras se incrementen debido a la inflación. Aire Digital consultó a distintas obras sociales locales y prepagas con cobertura en la provincia. En todos los casos, la respuesta fue la misma: a la hora de comprar medicamentos oncológicos –los más caros- para sus afiliados, se realizan compulsas de precios entre laboratorios y droguerías provinciales y nacionales para encontrar los precios más convenientes. Incluso, en una de las obras sociales consultadas para este informe periodístico la respuesta fue contundente: “En su momento, comparamos los precios que nos ofrecía el Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe con los que podíamos obtener en el mercado, y vimos que no eran convenientes”. Tampoco el Ministerio de Salud de la Provincia tiene un contrato exclusivo de compra de estas medicinas, como lo tiene el Iapos. Y en todos los casos, se realizan llamados a licitación o compulsas de precios para obtener los costos más bajos. Aire Digital también consultó a fuentes de los dos principales hospitales de la ciudad de Santa Fe: Cullen e Iturraspe. En el caso del Cullen, gran parte de los medicamentos son entregados gratuitamente por el LIF (Laboratorio Industrial Farmacéutico), que es una Sociedad del Estado santafesino. Y cuando se trata de medicamentos oncológicos, se realizan licitaciones abiertas en las que participan laboratorios y droguerías bajo la auditoría del gobierno. De esta manera, se logran mejores precios.

Un dato más: si un paciente es afiliado al Iapos y carece de recursos, al dejar el hospital luego de una internación suele recibir también durante un tiempo prudencial los medicamentos gratuitos, aunque tenga obra social. “La gente no tiene dinero. En tiempos de crisis el hospital se llena de pacientes”, afirmó un responsable del Cullen. Como el convenio entre Iapos y el Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe para la compra de medicamentos es capitado ($ 167,53 por cada uno de los 574.250 afiliados en el caso de medicamentos ambulatorios, y $ 811,66 por cada afiliado por medicamentos oncológicos y especiales), el hecho de que un hospital entregue remedios gratis a algunos afiliados representa un ahorro indirecto para el Colegio, ya que ese paciente no retira el medicamento de una farmacia. En el caso del Iturraspe, los afiliados de Iapos no reciben medicamentos gratuitos, salvo en casos excepcionales y de urgencia. Como sucede con el Cullen, el Iturraspe también recibe medicamentos gratuitos del LIF y en el resto de los casos realiza licitaciones públicas. Sólo en casos muy puntuales y con medicamentos específicos, se compran de manera directa para un paciente. Pero en ningún caso las compras pasan por el Colegio de Farmacéuticos. “Se comparan precios de no menos de 3 laboratorios o droguerías locales, provinciales o nacionales para las compras, para que los recursos no terminen siempre en manos de un mismo proveedor y para obtener los costos más bajos”, insistieron desde el Iturraspe.

El sector privado

¿Y qué sucede en los sanatorios privados cuando un afiliado del Iapos debe recibir tratamiento oncológico? Desde el sector de la medicina privada explicaron que se trata de medicamentos muy caros, que requieren determinados estándares de traslado, mantenimiento y aplicación en los pacientes. Por estos motivos, medicamento es comprado de manera directa por el sanatorio a droguerías o laboratorios, se lo aplica al paciente y luego se cobra a la obra social o prepaga. En otros casos, la obra social o prepaga compra el medicamento y lo entrega directamente a la clínica para que sea aplicado a sus afiliados.

“Compramos directamente a través de concursos de precios con droguerías y algunos laboratorios. En su momento evaluamos los precios que nos cobraban desde el Colegio de Farmacéuticos y no nos parecieron convenientes. Y también es más caro cuando el mismo sanatorio compra el medicamento y nos lo cobra. Por eso optamos por adquirirlos nosotros”, explicaron desde una importante obra social de Santa Fe a Aire Digital. Pero en el caso de los afiliados del Iapos, debido al convenio de exclusividad que existe con el Colegio de Farmacéuticos, el paciente debe retirar el medicamento oncológico en una farmacia. Incluso, por ejemplo, en casos de tratamientos de quimioterapia. “Tenemos pacientes que viajan kilómetros en colectivo durante el verano con el medicamento en sus manos y llegan al sanatorio para que se lo apliquemos. No sabemos si cumplió con las medidas requeridas de calidad y cuidado en la manipulación previa”, dijo un referente del sector con relación a los afiliados de Iapos. El director del Iapos, Oscar Broggi, reconoció que es así: “Nuestros afiliados deben retirar los medicamentos siempre de una farmacia”.

Fuente: Aire de Santa Fe

APROPOL Noticias