Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

SANTA FE: “En la brigada hacia una semana que “cortaban” pirotecnia sin ninguna medida de seguridad

parvelotti

Así una fuente confiable nos relataba los pormenores de lo que ocurrió antes del trágico incidente del cual result6aran con graves heridas dos camaradas que hoy están graves en terapia intensiva.

Por Alberto Martinez

Las irregularidades evidenciadas y las responsabilidades que a través de la cadena de mando llegan al propio Ministro de Seguridad, incluyen también a autoridades municipales de la ciudad capital y del Poder Judicial (casualmente los mismos que ahora investigan) son claras.

En la cuestión referida a los últimos momentos antes de la explosión, se supo que el jefe de la Sección de apellido Parvelotti había salido junto a un cuarto efectivo en el móvil minutos antes y dejó a los dos (ahora internados) “cortando pirotecnia en condiciones inadecuadas y por causas que se investigan se produjo la explosión” comentaron.

El personal era obligado a trabajar en esas condiciones y recordaban que: “Hace meses Parvelotti hizo echar al subjefe que era técnico en explosivos y a otros operadores experimentados por no ajustarse a sus caprichos” y dijeron; “Parvelotti no es técnico ni operador de explosivos, nunca hizo un curso ni deberían haberlo traído desde San Cristóbal para ponerlo al frente de la sección”.

Los medios de prensa señalan a un “tercer efectivo que no debió ser internado” y nuestras fuentes lo señalan al jefe que cuando se entero lo que sucedía regresó al edificio y “simuló estar afectado por lo ocurrido aunque se vio que no tenia lesión de importancia y lo mandaron a la casa mientas el personal se debate entre la vida yu la muerte”.

Nos señalaban que “Todos sabemos que no podes tener tres toneladas de pirotecnia almacenada ahí donde el polvorín no tiene la mas mínima medida de seguridad” y que “Tampoco podes ordenarle al personal y apretarlo para que corten pirotecnia para llevarla a destruir en un lugar cerrado teniendo un equipo de radio, luces y hasta calefactores al lado” agregaron.

Mientras los relatos van surgiendo claramente, quienes son los responsables de lo sucedido siguen en sus puestos y el personal teme que desvíen o afecten la investigación. Cuestión que toma vuelo a partir de una seria denuncia contra este jefe policial echa por otros dos policías y que según dicen “En Asuntos Internos la tapan y no avanzan pese a las pruebas presentadas”.

 

Notas relacionadas:

 

AMPLIAREMOS

APROPOL Noticias