8

El lamentable hecho ocurrió en la Unidad Regional VIII, particularmente en la localidad de Carmen, pero podría reproducirse en otras dependencias del sur provincial. La responsabilidad administrativa alcanzaría al jefe de Logística, jefe y subjefe; y el propio jefe de la comisaría.

 

El oficial Emiliano Roldan, jefe de la Subcomisaría de Carmen, estaría apañado por altos jefes de Melincué a partir de hechos irregulares que pese a ser puestos en conocimiento de la zona de inspección por los subordinados, no solo que no tomaron en cuenta lo denunciado, sino que a modo de castigo, de "ejemplo" para el resto, les dieron el pase.

Según fuentes a las que accedió UTRAPOL Noticias, los hechos harían pasible de responsabilidad a la propia jefa regional, Margarita Romero, al subjefe Rodrigo Boyeras, al jefe de Logística de apellido Ruoppulo, y al propio jefe de la dependencia, Roldan, por la no provisión de combustible en cinco móviles de la subcomisaría.

La preocupación primigenia del personal, era la carencia de choferes habilitados para conducir los vehículos, responsabilidad que además del jefe, compartían los oficiales de guardia; y, no solo que el jefe de la dependencia se llevaba el movil a una de las casas que tiene en la localidad de Carmen, sino que también se iba a la ciudad de Venado Tuerto a la casa de sus suegros; con lo cual, no solo la falta administrativa y judicial, tenia que ver con el uso particular del móvil, sino con conducirlo sin tener el carne habilitante.

Pero lo más llamativo de esto, es que de los cinco vehículos que poseían, al menos hasta hace diez días, NUNCA JAMAS CARGABAN EN ESTACIONES DE SERVCIIO CON VISA FLOTA, sino que los móviles que se usaban cargaban con las donaciones de la comuna o de campesinos de la zona. Sin embargo, en los registros que obran en la División Logistica, cuyo jefe es Ruoppulo, los patrulleros de la Subcomisaria de Cármen figuran como haber cargado combustible con VISA FLOTA, cuando eso jamás ocurrió.

Los REGISTROS TRUCHOS de las cargas también figuran en documentación del Departamento Logística (D-4), con lo que efectivamente hay una maniobra delictual que pese ha haber sido dada a conocer por los subalternos a mandos de Orden Público, acusando directamente al jefe Emiliano Roldan, la respuesta de la Jefatura, léase Romero-Boyeras, fue darles el pase a los que expusieron lo hechos, en una entrevista al jefe.

Pero ésta no es la única situación, Roldan, fue uno de los jefes que pidió un porcentaje de la TARJETA ALIMENTARIA que se le entregaría a los policías por el racionamiento.

Nos dicen, que esta misma situación se estaría dando en otras dependencias policiales, lo cual de ser verdad, sería un verdadero escándalo, porque evidentemente estamos ante un negocio ilegal millonario de miles y miles de litros de naffta que se evaporaron para convertirse en billetes.

Estamos recibiendo material que iremos informando en los próximos días

Fuente: UTRAPOL

APROPOL Noticias