como racionar

Con el cambio de sistema en el racionamiento del personal policial santafesino se vuelven a poner en el tapete falencias de décadas que deben ser solucionadas aún cuando el gobierno pretenda desvincularse con la entrega de una simple tarjeta.

Por Alberto Martínez (*)

Desde mucho tiempo se sostiene la necesidad de refuncionalizar las instalaciones para la elaboración de alimentos así como los lugares para que el personal tenga un lugar adecuado a tales fines. La idea de los “casinos” durante décadas buscó esos objetivos, aún con la ayuda económica inestimable del personal a través de asociaciones civiles que aportaban y hasta regenteaban esas dependencias oficiales.

Cambio de modelo

A ese modelo que sufrió el deterioro propio de una institución que se desabarrancó en muchos aspectos, se intenta ahora transformar con otro sistema en el que básicamente el empleador (Estado) le entrega una tarjeta con un monto de dinero para enfrentar esa situación. Nació así la denominada “Tarjeta Única Alimentaria para el Personal Policial Operativo” (TAP) que esta siendo negada a algunos compañeros por la función que desempeñan, actitud esta que constituye un acto de discriminación liso y llano.

No es salario

En principio debemos decir que la tarjeta alimentaria no es parte del salario y si constituye una aceptación de la obligación que el empleador tiene con respecto al trabajador. Por ello oportunamente cuestionamos las declaraciones del ministro del área cuando deliberadamente mintió a la comunidad al incluirla en la política salarial en pleno conflicto en setiembre pasado.

Insuficiente

Por otra parte el monto es insuficiente y por tanto materia de reclamo lo cual creemos sera casi una constante al igual que el salario y las demás condiciones de trabajo como actualmente ocurre. Esto es menester para que en un ámbito paritario (APROPOL viene proponiendo la puesta en marcha nuevamente de la Comisión de Salud e Higiene en el Trabajo como ámbito propicio aunque sin respuestas del gobierno de Perotti).

Ámbito digno

Decimos que “el gobierno no puede desvincularse con la entrega de una simple tarjeta” porque el tema incluye otras aristas también importantes como podemos mencionar el ámbito para racionar y el respeto de los tiempos que corresponde para tal fin.

Preservar la instalaciones de los casinos

Creemos oportuno señalar que ninguna unidad donde haya casinos, cocinas, etc o ámbitos específicos destinados a tales fines deben deshacerse de ellos ya que deberán ser utilizados por el personal. No se puede pretender que coman de parado o sobre los escritorios.

El lugar ademas debe tener condiciones de higiene adecuadas como baños equipados, provisión de agua potable incluso en la mesa (derecho de jarra en Rosario para bares por ejemplo) y la provisión de utensilios y vajilla. Como verán solo se cambia el tema de la elaboración de la comida (o se trae de su casa o la compra) pero deben tener asegurado lo demás. Dicho espacio destinado al desayuno o almuerzo debe estar separado del funcionamiento del resto de la dependencia en especial de los de atención al publico y mas aun de los detenidos.

Antecedente judicial

Las dependencias deberán contar con espacios dignos para el racionamiento y el personal deberán gozar de una hora sin prestar servicios (no están a disposición del empleador) es decir no podrán ser molestados. De todos modos hay sentencia de la justicia laboral federal que “la hora de descanso para el almuerzo debe computarse como parte de la jornada de trabajo”.

Si no se usa se pierde

Si el empleado no usa el beneficio de esa hora lo pierde y así fue entendido en 2018 por la justicia laboral dejando en claro que “... dicho tiempo (racionamiento) se encuentra incluido dentro de la jornada y ella debía usarlo en su beneficio...” este fallo se dio ante una pretensión de una empleada de cobrar horas extras por ello y fue negado.

Tener en cuenta

Según el Ministerio de Trabajo de la Nación para empleadas de servicio de casas particulares y que puede aplicarse por analogía a nuestro sector,el empleador debe respetar tus siguientes derechos:

  • Tu jornada de trabajo no puede exceder las 8 horas diarias o 48 horas semanales.
  • Durante la semana te pueden distribuir las horas de manera desigual (más horas un día y menos otro), pero en ningún caso podés superar las 9 horas diarias de trabajo.
  • Tenés derecho a un descanso semanal de 35 horas corridas a partir del sábado a las 13 horas.
    Tu empleador debe proveerte de ropa y elementos de trabajo.
  • Tu empleador debe brindarte una alimentación sana, suficiente y que asegure tu perfecta nutrición del personal. La alimentación comprende desayuno, almuerzo, merienda y cena, de acuerdo con la modalidad de tu prestación y de la duración de la jornada de trabajo.
  • Tu empleador está obligado a contratar un seguro por los riesgos del trabajo que puedas sufrir.
    Deben darte una licencia anual ordinaria con vacaciones pagas.
  • Deben pagarte el sueldo anual complementario (aguinaldo).
  • Si sos personal con retiro, entre el fin de una jornada de trabajo y el inicio de la siguiente debe haber una pausa de al menos 12 horas.

Como verán solo cambio quien y como administra los magros recursos que se tienen. El "negocio" paso a manos del Banco de Santa Fe, Visa (¿Cuanto cuesta este servicio?) y los funcionarios del ministerio los que ahora deberán dar las repuestas a los planteos que les adelantamos van mas allá de una simple tarjetita.

(*) Secretario General APROPOL

APROPOL Noticias