perotti traferri

La escalada de barbaridades cometidas por el ministro Marcelo Saín llego a colisionar a la totalidad de los senadores provinciales que hicieron una declaración por unanimidad al respecto.

Por Rubén Pombo

Ademas de las barbaridades hacia los trabajadores policiales a los que adjetivo como “cachivaches y gusanos” y otras acusaciones injuriantes hacia los titulares de los dos sindicatos policiales. Este funcionario acuso a los senadores de estar detrás de las protestas policiales y ademas “le prohibió” a los jefes policiales que hablara con los legisladores de la cámara alta.

Segun el portal Sin Mordaza “El Senado manifestó su “enérgico rechazo” a declaraciones de Saín” y agrega que “...Los 19 legisladores provinciales criticaron en duros términos las declaraciones públicas del ministro de Seguridad vinculando a miembros de la Cámara Alta con supuestas maniobras desestabilizadoras….”

“La Cámara de Senadores de la provincia de Santa Fe manifiesta su enérgico rechazo a las manifestaciones vertidas por el Licenciado Marcelo Fabián Sain, titular de la cartera de Seguridad dependiente del Poder Ejecutivo Provincial, respecto de cualquiera de sus miembros a título individual y del conjunto de los representantes que la integran”, dice el texto de comunicación que los legisladores elevaron a la presidenta de esa Cámara, la vicegobernadora Alejandra Rodenas...”

“...Los senadores consideraron que estas afirmaciones, “por su sistemática reiteración y palmario contenido agraviante, constituyen una afectación directa a la institución legislativa, al mandato popular que revisten sus miembros y a las garantías de normal desempeño del mismo...”

En el escrito, los senadores recordaron que “se han reiterado las manifestaciones públicas en medios de comunicación por parte del ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, que aluden expresamente a miembros de la Cámara de Senadores y los vinculan a hipotéticas conductas desestabilización social y/o institucional”.

Consideraron que estas “no constituyen un accionar novedoso por parte de citado funcionario del Poder Ejecutivo, sino que implican una modalidad reiterada y sistemática de menoscabo a esta institución democrática del ámbito legislativo, por medio del ataque directo a sus miembros, promoviendo el descrédito personal y funcional de los integrantes de la Cámara”.

Crispación

Los miembros del Senado evaluaron que las conductas del ministro de Seguridad están “alejadas de las mínimas exigencias de responsabilidad y buen criterio que deben prevalecer en quienes ostentan un cargo público”; y “constituyen en los hechos una afectación directa de las condiciones de desempeño legislativo, intromisión grosera en la esfera del mismo y promoción de un contexto de crispación de la labor de esta Cámara”.

“La gravedad de las manifestaciones, la reiterada insistencia y profundización de las mismas en cada oportunidad en que el titular de la cartera de Seguridad tiene acceso a los medios de difusión masiva y la falta de rectificación o retractación del mismo, o expresión por parte del Poder Ejecutivo provincial indicando expresamente su respaldo a la institucionalidad de otro poder del Estado (en la persona de sus miembros democráticamente electos por mandato popular), hacen pertinente una toma de posición contundente por parte de esta Cámara en su conjunto que resguarde la representación constitucional que reviste y que llame a la reflexión profunda del funcionario citado respecto a una conducta, no solo impropia, sino de peligrosa y perniciosa incidencia en la vida democrática”, concluyeron los senadores.

Fuente: Sin Mordaza

APROPOL