Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

MIGUEL ZALAZAR: El gobernador debe pedirle disculpas a los policías, tuvo en Saín y Chimenti el fuego amigo

perotti elecciones

La inseguridad no solo fagocita cualquier intentona por resolver la crisis; sino, que cual enfermedad terminal está haciendo metástasis en el gobierno, y la gente prepara marchas para pedir que no los maten; entre tanto, las fuerzas nacionales son insuficientes, y la policía provincial busca cada vez más los escritorios que la calle.

Con una fuerza policial desmotivada, de brazos caídos, y con temor de ir a los procedimientos, por un sistema procesal que es más inquisidor con ellos que para con los delincuentes, Omar PEROTTI, luego de dos años de indiferencia, hostigamiento, y mentiras, quiere seducir a los uniformados con un aumento salarial impuesto, sin una sola consulta, a pocas semanas de las elecciones.

Los policías desde hace tiempo le dieron la espalda al mandatario santafesino, desde que confió el mando político en el prepotente de Marcelo SAIN, que insulto a los policías hasta que se cansó.

Hoy, los policías ven en PEROTTI la posibilidad legal de la venganza, y no están dispuestos a dejarla pasar; y es que el voto “secreto” universal y obligatorio, no puede ser controlado en el cuarto oscuro por nadie; y ni aun aquellos policías que lejos de sus casas son impedidos de sufragar podrán frenar la envestida electoral negativa al gobierno de parte de la familia policial.

Ni en las cuestionadas gestiones del Frente Progresista pasó esto, que los policías se corporicen, y por lo bajo, con oficiales y suboficiales retirados; y los que en actividad fueron y son fuente de información diaria, cimentados en la estructura gremial santafesina, dieron vuelta las urnas; esas mismas que en 2019 ayudaron a PEROTTI, hoy le juegan totalmente en contra.

SIN LA GENTE DE SAIN Y SIN CHIMENTI

Más allá del “aumento mentiroso” del gobierno, los policías no van a ir más allá de lo necesario por contrarrestar el delito; y esto es algo que lamentablemente duele, porque en la calle estamos todos, incluso los familiares de los policías; pero aquí nadie quiere arriesgar su carrera, su libertad, por gobernantes de paso y enemigos de quienes necesita.

PEROTTI, a instancias de SAIN, colocó en los altos mandos la ubicación de mujeres para que haya paridad, y lo que era justo terminó mal; porque se confundió paridad con capacidad, con idoneidad, y lamentablemente en muchas unidades regionales, han sido cuestionadas; en la Unidad Regional Uno, se registró el mayor índice de delitos cuando estuvo al frente Marcela MUÑOZ, en San Javier la población pide a gritos el relevo de Emilse VAROLI; en Garay se está organizando una marcha hacia la jefatura comandada por Ileana INSAURRALDE por un gravísimo hecho de violación que dicen pudo preverse.

Y esto tiene una cabeza, la propia jefa de Policía, Emilse CHIMENTI, que vio en la gestión un club de amigos, en lugar de una conformación de equipos operativos para ir contra la delincuencia; y hoy los resultados están a la vista; los discursos vacíos, de compromiso, dichos ante el asesinato de un joven en Rosario son lapidarios.

Todo este escenario tiene a las mismas personas en dos posiciones, los policías son parte de la seguridad, y a la vez espectadores de su propio trabajo y lo que pasa en las calles; esos policías piden a gritos hoy que se vaya CHIMENTI, y la mayoría de los oficiales superiores, algunos de los cuales conducen unidades regionales, u operativos piden con urgencia que le saquen a la jefa, y a su vez todas las segundas líneas.

PEROTTI insta a los policías a que trabajen, a que se comprometan; y los policías le piden al Gobernador que eche a CHIMENTI y al residual de SAIN; eso hoy no pasa, por eso, la fuerza policial se ha unido en un solo grito; “EL 14 DE NOVIEMBRE NO HAY QUE VOTAR AL FRENTE DE TODOS”.

APROPOL Noticias