Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

SAÍN: “Pullaro es el jefe de Baclini”

sain mudanza

Marcelo Saín anunció que demandará a la Provincia y aseguró que Maximiliano Pullaro es el jefe del fiscal Jorge Baclini.

Luego de su destitución, Marcelo Sain aseguró que el MPA está "hiperpolitizado" y denunció que en Santa Fe funciona una red de protección judicial, política y mediática. Fuertes críticas a los fiscales Baclini y Arietti.

 

 

Marcelo Sain prendió el ventilador. Luego de su destitución al frente del organismo de investigaciones del Ministerio Público de la Acusación (MPA), el exministro de Seguridad de Santa Fe dijo que el diputado Maximiliano Pullaro es el jefe político de Jorge Baclini, fiscal general de Santa Fe y también atribuyó al ministro de la Corte, Rafael Gutiérrez, la "ley antisain".

También aseguró que se va a conocer la verdad en los casos Traferri y Oldani, y criticó con dureza al fiscal regional de Santa Fe, Carlos Arietti. Anunció, además, que se reunirá con sus abogados para avanzar en una demanda contra la provincia de Santa Fe porque se incumplieron acuerdos internacionales en su destitución.

- ¿Qué primera evaluación hace de su destitución ayer en la Legislatura?

- Yo invito a todos a que lo analicemos dejando de lado a Marcelo Sain, que es una figura polémica y contrastante para la cultura política de Santa Fe. El gran problema acá es que desde el 2014 funciona un poder abocado a la investigación de delitos, que es el Ministerio Público de la Acusación, que realmente nunca ha sido autónomo y siempre ha sido muy dependiente de la política, tanto en su configuración inicial como en los cuadros que fueron ocupando los cargos de conducción y las fiscalías, más allá de la pericia técnica de muchos fiscales, y con autoridades hiperpolitizadas. Ahora lo puedo decir abiertamente, Maximiliano Pullaro es el jefe político de Jorge Baclini, el fiscal general de Santa Fe. Baclini recibe órdenes políticas de Pullaro.

- ¿Qué análisis hace del proceso que llevó a su destitución?

- Todo este gran proceso, pergeñado desde el momento que yo vuelvo al organismo de investigaciones del MPA, y que fue preparado previamente por el miembro de la corte Rafael Gutiérrez, porque él es el autor de la ley “antisain”, por la cual la Legislatura se apropia de una parte de la acción disciplinaria contra los fiscales. Para poder abarcarme a mí, extendieron ese régimen a otros funcionarios. Todo esto habla de un Ministerio Público que no tiene autonomía y que ahora queda definitivamente subordinado a la Legislatura. Y esto es claro. En la provincia de Santa Fe cuando se investiga un delito de poder y cuando se va a las estructura político-institucionales, eso hay que cortarlo, porque el MPA está para perseguir ladrones de gallinas y narcotraficantes de la periferia. Acá terminó preso el jefe de los fiscales de Rosario (Patricio Serjal) y el senador Armando Traferri está acusado de formar parte de una asociación ilícita complejísima. Hay en marcha, además, investigaciones escandalosas que comprometen estructuras de poder en la provincia y esto genera mucho temor. Lo hemos visto en la megacausa y en la investigación por la malversación de fondos de los subsidios de los senadores. En Santa Fe tenemos que definir qué queremos del MPA y si debe ser un esbirro de la política y la Corte, o representar a la sociedad porque son los acusadores. Cuidado, porque ahora van a ir por los fiscales que están investigando las estructuras de poder. Hay que proteger a los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra. Van a ir por ellos y con la connivencia del Dr. Baclini, porque forma parte de toda esta entente en la que han armado todas las condiciones institucionales para que ocurriera esto. Esta sociedad, Gutiérrez, Baclini y legisladores de todos los partidos, porque los legisladores socialistas, que desayunan con agua bendita, demostraron que están en la mugre como el resto y hoy son socios de lo peor del peronismo. Yo creo que hay rescatar el MPA. Marcelo Sain dijo que el caso Oldani va a demostrar que la estructura judicial santafesina "intentó tapar todo".

- ¿Qué opinión tiene de la actuación del fiscal regional de Santa Fe Carlos Arietti? No habla y eso que le hemos pedido más de 50 veces salir al aire para preguntarle cosas que consideramos que debe responder un funcionario cuyo sueldo paga la sociedad.

¿Se están haciendo denodados esfuerzos para sostener el círculo rojo, qué es lo que hay atrás?

- Atrás hay crimen. En el caso puntual de Arietti no habla porque está acostumbrado a moverse en la caverna institucional. Son personas de palacio. Tienen una mirada muy palaciega de su función. No se deben a la sociedad, sino a los poderes fácticos y políticos que los colocaron en ese lugar. Un buen ejemplo es el caso Oldani, que ustedes cubrieron mucho, esa causa se va a profundizar y va a demostrar como desde las estructuras judiciales santafesinas se intentó tapar todo, porque ese dinero no es dinero de la periferia, da la impresión de que es un dinero de parte del círculo rojo. El caso Peiti en el resto de la provincia es otro caso más. Lo que hay acá es una red de protección institucional, legislativa y judicial a una estructura de poder que los tiene a ellos mismos como beneficiarios. Cuando Miguel Lifschitz estaba vivo e iba a ser el candidato a gobernador dentro de dos años, el acuerdo que había dentro del MPA es que Arietti vaya como fiscal general y Baclini se convierta en cortesano. Cuando muere Lifschitz se rompe este esquema y ahí empiezan problemas serios, que nosotros hemos puesto en jaque en un conjunto de investigaciones que se tenían que hacer. La causa Peiti comienza por un homicidio, nadie puede decir que eso fue armado, de aquel señor que salió a fumar un cigarrillo en el balcón del Casino City Center de Rosario y lo mató un balazo de un grupo narco que estaba extorsionando al casino, pero que tenía estrecha relación con Peiti y los fiscales que lo protegían. Y de ahí llegamos al señor Traferri. Nadie montó nada, es así de claro: esta gente está vinculada al crimen y con investigarlos un poco vas a llegar ahí. Es una estructura de poder política, judicial y también de negocios económicos, vos eso los sabés muy bien Luis. Cuando decís que estás rodeado, lo que sucede es que estás rodeado por sectores de la prensa que forman parte de esa estructura de poder y por un conjunto de negocios empresariales. Lo que pasó en Santa Fe es que este círculo rojo empresarial le abrió los negocios a los poderes públicos y a un montón de legisladores. Por eso se están cuidando el culo entre todos. "Independientemente de lo que disponga la justicia laboral, yo no voy a volver al MPA de Santa Fe, ya el daño sobre mí es irremediable, por lo cual voy a ir contra la provincia de Santa Fe, lamentablemente", adelantó Marcelo Sain.

- ¿El senador Traferri llegará a sentarse en el banquillo?

- Lo primero que debo decir es que Traferri desmerece profundamente el sistema procesal penal santafesino, que con tanto esfuerzo se fue conformando. Los fiscales no son jueces de instrucción, ellos acusan. La evaluación de la acusación y todas las garantías procesales las brinda un juez o una jueza imparcial e independiente. Lo que pasa es que cuando vos tenés el culo sucio, y tenés la protección política a partir de una lectura decimonónica de los fueros, hacés lo que hacés. Además, en el palacio, lo que debe estar diciendo Traferri es me caigo yo y se caen ustedes también. Yo creo que la Corte santafesina tiene una mayoría que convalida todo esto y por eso no tengo ninguna duda que esto se va a terminar discutiendo en la Corte nacional. Y Traferri va a terminar sentando en el banquillo de los acusados. Y lo que queda claro es que él tiene temor, si no fuera así lo que hacés es presentarte. Lo que también va a quedar claro, si hay que ir a una instancia superior como la Corte nacional, es que hay un grado de deterioro fenomenal en Santa Fe y que sus instituciones son manejadas por un núcleo de poder como el que describíamos anteriormente. Fijate que la ley "antisain" fue elaborada por Rafael Gutiérrez y se la dio al senador Traferri y después hablan de división de poderes. Y a mí me despiden por un tuit en el que yo denuncio la maniobra política del MPA contra mí. Recordemos que el organismo de investigación del MPA fue armado por Pullaro y Baclini con militantes radicales, antes que yo llegara. Esos 150 militantes radicales que entraron en el 2018 y principios del 2019, que intentaron quedar estabilizados y lo denunció el sindicato de judiciales. A mí eso me sirvió para sacarme de encima 100 inservibles que había ahí y arrancar este proceso con otras 100 personas que eran más o menos adecuadas. Estos militantes radicales fueron seleccionados por "Cacu" Cándido, el actual diputado provincial, y por Pullaro, junto con Baclini.

- Yo recuerdo que el día después del asesinato de Hugo Oldani, yo abrí el programa advirtiendo que había un cosa pesada detrás de todo esto. El descaro que tuvo la fiscal Ferraro para permitir que se llevaran el dinero no puede quedar impune. Vamos a decirlo claro: había que devolver la plata.

- Claro. Claro. Totalmente. Es lo que imagino que era. Lo que deberían haber hecho es secuestrar ese dinero porque era parte de la escena del crimen y asegurarlo cautelarmente. La disposición de la fiscal Ferraro fue sacar el dinero porque había que devolverlo a sus dueños. Yo en aquel momento era ministro y hubo una movilización de 2.000 vecinos protestando contra la inseguridad, bajo la etiqueta nos mataron a uno de los nuestros. Cuando tuve acceso a la información de la causa y vi lo escandaloso que era, porque había un montón de plata y de dólares en la oficina en la que comenzó la pelea que termina con el homicidio. Era evidente que había que asegurar ese dinero, pero si hacías eso los dueños del dinero lo perdían. El fiscal Walter Rodríguez ha ido a paso firme, a partir de una denuncia que hice yo, pero la causa en la Justicia Federal también viene lenta.

- Le costó a Walter Rodríguez, tuvo que pedirle al gobernador de la provincia porque le negaban los elementos de la causa en el MPA. - El MPA tuvo durante seis meses la oportunidad de investigar este hecho y no hizo absolutamente nada. Pero cuando el fiscal federal Walter Rodríguez avanzó fuerte en la investigación en tres oportunidades trataron de quitarle la competencia, lo que fue rechazado por la Justicia provincial. Claramente, acá el MPA, más que un investigador y un impulsor de la investigación de los hechos, fue un encubridor. No tengo ninguna duda y hay que ver hasta dónde llega esa responsabilidad, de hecho la fiscal Ferraro está acusada de encubrimiento. - De hecho, la fiscal Jiménez inicia una investigación, se entera que la fiscal Ferraro le mintió en todo y le entrega un informe por escrito a Arietti.

- Todos forman parte de lo mismo.

A la corta y a la larga, son parte de la misma familia y entre bomberos no se pisan la manguera. Las cosas no avanzan y nadie patea el tablero, a diferencia de lo que pasa en Rosario, en donde hay fiscales que cuando tienen que ir para adelante, lo hacen. Por eso están detenidos Serjal y Ponce Asahad, los investigaron fiscales subordinados de ellos. En algunos fiscales de Rosario hay un espíritu diferente al que prima en Santa Fe. Ahora, la Justicia Federal debería avanzar seriamente, porque la causa federal también viene bastanta "lentita". Esto no termina acá. En Santa Fe hay una tendencia a creer que una batalla define la guerra. No ganó Traferri. Estos tipos están tocados, porque por primera vez se les cuestionó el poder y se los hizo visibles. Salieron de la invisibilidad. - ¿Cuánto dinero había en la oficina de Oldani?

- Está acreditado en los escritos de Walter Rodríguez cerca de un millón y medio de dólares, conforme a una técnica de medición de la Policía Federal, a partir de las fotos de la caja de seguridad. Yo creo que había más, por mi experiencia en la Unidad de Información Financiera.

- ¿El fiscal Arietti está comprometido por haber permitido con la fiscal Ferraro abra la puerta para que puedan retirar el dinero?

- Si eso ocurrió, lo tendrá que decir la fiscal Ferraro y pasará al banquillo de los acusados o sospechados el doctor Arietti. Y entonces se tendrá que investigar, si eventualmente Arietti no recibió una llamada de alguien de más arriba. Pero son todas intuiciones que uno tiene, Luis. Porque sino mañana salimos a la calle y nos detienen para imputarnos a vos y a mí, a partir de este programa. Son muy rápidos para estas cosas y "lentitos" para investigar las estructuras de poder. Lo del MPA de la ciudad de Santa Fe es una vergüenza, sinceramente.

- ¿Qué es más arriba?

- La Cámara de Apelaciones de Rosario tiene para resolver el procesamiento de las personas que han sido reprochadas por el fiscal Walter Rodríguez. Cuando se confirme ese procesamiento, la causa va a pegar un salto importante. - ¿Cómo sigue la causa que iniciaste en la justicia laboral?

- Independientemente de lo que disponga la justicia laboral, yo no voy a volver al MPA de Santa Fe, ya el daño sobre mí es irremediable, por lo cual voy a ir contra la provincia de Santa Fe, lamentablemente. Porque acá se han incumplido acuerdos internacionales del Estado Nacional, fundamentalmente en la independencia del Ministerio Público de la Acusación. El fallo de la cámara es lapidario contra el juez. Se los voy a traducir, lo que dice en el lenguaje cotidiano es el juez se comió el apriete de Enrico. Se acuerdan que Enrico advirtió en Twitter que si algún juez laboral da por legítimo el discurso presentado por Sain le iban a hacer juicio político. El acusador mío, que ayer tuvo la desfachatez de votar y no se abstuvo, también apretó hace 15 días al juez laboral que tenía que tomar la decisión.

- ¿Vas a demandar, entonces, a la provincia de Santa Fe?

- Sí, nosotros vamos a continuar el proceso judical. En un rato me reúno con mis abogados.

- ¿Quién es Víctor Moloeznik, la persona que ahora queda a cargo del organismo de investigaciones del MPA? - Es un funcionario oscuro y bastante ineficiente. Es un funcionario yo diría low work, de trabajo flojito. Ya estaba en el cargo antes de que yo llegara y es una persona que ha gestionado conmigo, muy vinculado al socialismo y extremadamente gorila. Además es una persona que milita en las redes sociales. Profundamente anticristinista, ha dicho barbaridades de Cristina Kirchner en las redes sociales, ya en ejercicio de su cargo como subdirector del organismo de investigaciones del MPA. Me imagino que ahora le van a iniciar un proceso de distitución, algún proceso de revisión disciplinaria de su actuación en la Legislatura.

- ¿Se va a saber la verdad en el caso Traferri y Oldani?

- Se va a saber. Esto no termina acá. En Santa Fe hay una tendencia a creer que una batalla define la guerra. No ganó Traferri. Estos tipos están tocados, porque por primera vez se les cuestionó el poder y se los hizo visibles. Salieron de la invisibilidad. El objetivo acá es que el peronismo no vuelva más al gobierno. Hay un acuerdo entre el sector del peronismo que encabeza Traferri con Cambiemos. Acá hay una alianza política entre Traferri y Pullaro para que Cambiemos llegue al Gobierno, de la mano de este sector del peronismo que quiere hacer lo que hizo siempre: ser los socios minoritarios de Juntos por el Cambio, como antes lo eran del Socialismo. Esa es la estrategia y por eso van a ir contra Perotti.

Fuente: Aire de Santa Fe

APROPOL Noticias