Santa Fe - "Tengo hijos, trabajo fuera de mi casa honestamente y me veo en este quilombo gratis por un hijo de puta". Así lo expresó un suboficial.
 
Lamentablemente a la ya difícil situación por la que tienen que pasar decenas de policías de la Unidad Regional Uno, involucrados involuntariamente muchos de ellos en la asignación de las horas extraordinarias (OSPE). Los primero que queremos aclarar, es que la actual conducción de la Unidad Regional Uno, ni su plana mayor tiene nada que ver con esto; pero sí, algunos que en alguna oportunidad pasaron por la departamental La Capital, y pretenden direccionar declaraciones. 
 
Han llegado a los sindicatos policiales de UTRAPOL y APROPOL, compañeros para plantear estos casos, ante el temor de verse aún mas comprometidos de lo que están, y sobre todo al no saber aún de que se trata una causa donde les han de recepcionar una declaración en carácter de imputados.
 
Respaldo
 
Apelamos a los mandos superiores policiales, y a los políticos, que respalden al personal policial de la Unidad Regional Uno, que se juegan el pellejo cada día en una ciudad difícil como Santa Fe, que en la parte operativa, sus integrantes han secuestrado cientos de armas de fuego, han participado de procedimiento exitosos, y hoy se sienten jaqueados por una causa judicial, y por algún irresponsable jefe que quiere lavar sus culpas con ellos.
 
Es importante que el policía que está en un patrullero, que esta caminado las calles, tenga la confianza de que su trabajo es reconocido y respaldado, porque si se les dice un discurso, pero en los hechos se actúa de otra manera, veremos un policía de brazos caídos.
 
APROPOL Noticias