Hay una falta de criterios de las autoridades políticas a la hora de vedar la posibilidad de ascensos de algunos compañeros.
 
Consideramos desafortunada e injusta la disposición que lleva a que algunos compañeros que han sido promovidos a grados superiores estén supeditados a decisiones judiciales o administrativas, y donde no se tiene un criterio realmente justo.
 
Por un lado, no vamos a negar que hay casos en donde hay policías que están bajo sospecha e incluso con procesamientos penales por la comisión de delitos gravisimos; ahora, de ahí a que la misma corriente lleve a poner en un mismo plano a compañeros que están en un proceso penal o administrativo producto de un procedimiento es algo totalmente injusto.
 
Y son muchos los casos de compañeros policías que por trabajar están bajo proceso judicial o administrativo; el mismo estado, los mismos funcionarios que los mandan a trabajar, que los alientan, son los mismos que después los ponen en una "lista negra" para que su carrera sea prospera.
 
Queremos un procedimiento a la inversa
 
Siempre hemos sostenido, y reclamamos que haya un procedimiento a la inversa, porque en esos procesos judiciales y administrativos, aun rige la presunción de inocencia, entonces por qué razón la administración hace una "condena previa", cuando todavía no se han pronunciado de manera definitiva los órganos judiciales o administrativos. 
 
Pero ademas, la mayoría de las veces, los procesos judiciales son eternos, y los jueces ya han sido bastante concretos en ese sentido al manifestar que ellos no tienen absolutamente nada que ver con la parte administrativa de los policías y que no hay objeción desde la justicia para cualquier acción administrativa, en este caso un ascenso, se produzca.
 
No menos importante es que muchas veces se producen dilaciones en la propia policía de parte de los órganos que investigas situaciones internas; y en esto van las oficinas de sumarios administrativos, el Departamento Judicial (D-5), o Asuntos Internos; ya sea por la carencia de personal para agilizarlos, por demoras propias sin demasiadas explicaciones, o porque sencillamente la interpretación del digesto administrativo esta mas del lado del poder que del propio compañero.
 
Desigualdad 
 
Otra de las situaciones que consideramos muy desiguales a la hora de hacer nuestra carrera, es como los compañeros que están en la trinchera, Comando Radioeléctrico, Infantería, Orden Publico, Motorizada, y muchos mas de unidades operativas están siempre más expuestos que otros que hacen tareas administrativas o realizan sus labores en lugares que no tienen exposición publica o no tienen fricciones en acciones netamente operativas, lo que hace que halla un campo más propicio para sus carreras.
 
Obviamente que no son nuestros compañeros que no están en unidades operativas de este injusto administrativo que padecen nuestros pares de comisarías o de la Agrupación Cuerpos; es algo que las autoridades políticas deberían rever.
 
Fuente: UTRAPOL