En declaraciones en el marco de la entrega de material a la policía, el ministro Pullaro abogo por una “reforma policial” que “le permita echar policías de manera rápida” cuando están en situación de disponibilidad o pasiva. APROPOL RECHAZA Y REPUDIA LA POSTURA OFICIAL QUE VULNERA DERECHOS ELEMENTALES. VAYAMOS POR LA INCONSTITUCIONALIDAD DE LOS DESCUENTOS EN HABERES Y QUITA DEL DERECHO AL TRABAJO ANTE DISPONIBILIDADES. 
 
Ayer el Rosario el ministro confirmo que el gobierno provincial pretende una nueva “reforma policial” (recordemos que la anterior con el resultado de las leyes 12.521 del Personal Policial y la 12.333 creación del ISEP nos llevaron casi a la extinción de la institución policial y la precarización salarial y la perdida de la carrera policial que hoy sufrimos).
 
Según el funcionario “los policías que cometen ilícitos deberán ser exonerados lo más rápido posible” pero a renglón seguido pidió “saltar” pasos del proceso administrativo que aseguran derechos elementales como el debido proceso donde debemos comenzar con la presunción de inocencia hasta que se compruebe lo contrario, el ejercicio de la legitima defensa y otros que son de carácter constitucional entre otros.
 
En una parte de sus declaraciones aseguro que hubo hasta hace poco mas de 700 en esa condición (disponibilidad y pasiva) pero que “en un esfuerzo habían recuperado para el servicio unos 400” es decir que estaban ilegal y arbitrariamente privados nos solo del 75 o el 50% del salario (lo cual es repudiable) sino del derecho al trabajo que importa no poder realizar servicios adicionales u Ospes (extras) con lo cual el agravamiento hacia el trabajador es mayor.
 
¿Imagínense en este caso en particular por la suerte de esos 400 si Pullaro hubiese tenido la facultad de violar las leyes (en consecuencia las garantías) de esos trabajadores?
 
De mas esta decir que lo que hoy es para algunos será seguramente mañana para otros ¿y quien te puede asegurar que no será vos?
 
Es por estas razones que no son solamente son de índole legal sino que trasuntan diversos aspectos es que obviamente no solo RECHAZAMOS esto sino que además lo REPUDIAMOS y DENUNCIANDOMOS claramente como otra afrenta a los trabajadores de sector en busca de la PRECARIZACION LABORAL en la que están empeñados diversos sectores políticos hacia los trabajadores.
 
No es novedoso que bajo la mascarada de una “reforma” tal cual lo inicio “por unanimidad” en ambas cámaras legislativas el ex gobernador Obeid se trate de intensificar este camino que nos ha llevado a este estado de cosas.
 
Nadie en su sano juicio quisiera defender o permitir la permanencia de delincuentes entre nuestras filas o en cualquier organización estatal y menos aun de gobierno; el reclamo del pueblo argentino del cual formamos parte contra la impunidad que es la madre de la corrupción es mas que claro pero no puede ser utilizado como argumento para violar leyes como pretende Pullaro y su jefe Lifschiftz.
 
Creemos que los policías debemos avanzar como se hizo en Entre Ríos con una declaratoria de INCONSTITUCIONALIDAD sobre la reglamentación que faculta “discrecionalmente” y sin posibilidad de “recurso alguno” a estas medidas que están siendo usadas desde hace décadas no como fueron previstas sino como sanciones encubiertas.
 
Los trabajadores policiales debemos unirnos y organizarnos, quienes verdaderamente pretendemos mejores condiciones de trabajo y de vida tenemos ante nuestros ojos una nueva vuelta de tuerca de este plan no solo para destruir a la institución centenaria que nos abriga sino someter a los trabajadores a una etapa sin derechos y con la precariedad en el empleo a gusto y necesidad del funcionario de turno.
 
No puedo dejar de repudiar a quienes alguna vez vistiendo el uniforme y cimentando su vida personal y familiar a través de nuestra policia hoy asesora y avalan incluso con su participación activa a este personaje que hoy juega a ser ministro de inseguridad.
 
APROPOL Noticias